in

Ucrania dice que Rusia comienza a avanzar hacia el este, matando a civiles; 7 mueren en Lviv

Ucrania dijo el lunes que Rusia había iniciado una nueva ofensiva anticipada en el este, mientras que un ataque con misiles rusos mató a siete personas en Lviv, las primeras víctimas civiles en la ciudad occidental a unos 60 km (40 millas) de Polonia.

Funcionarios ucranianos dijeron que los bombardeos rusos mataron a cuatro personas en la región oriental de Donetsk el lunes, mientras que un hombre y una mujer murieron en Kharkiv cuando los proyectiles impactaron en un parque infantil cerca de un edificio residencial.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, dijo en un discurso en video que las fuerzas rusas habían comenzado la “Batalla de Donbas” después de que altos funcionarios dijeran que Moscú había comenzado un nuevo impulso ofensivo en la mayor parte del flanco este de Ucrania.

“Una gran parte de todo el ejército ruso ahora está concentrado en esta ofensiva”, dijo, y agregó: “No importa cuántas tropas rusas envíen allí, lucharemos. Nos defenderemos”.

Más temprano, el principal funcionario de seguridad de Ucrania, Oleksiy Danilov, dijo que el lunes por la mañana las fuerzas rusas intentaron romper las defensas ucranianas “a lo largo de casi toda la línea del frente de las regiones de Donetsk, Luhansk y Kharkiv”.

El jefe de gabinete de Zelenskiy, Andriy Yermak, lo llamó “la segunda fase de la guerra” y aseguró a los ucranianos que sus fuerzas podrían resistir la ofensiva. “Cree en nuestro ejército, es muy fuerte”, dijo.

Maksym Kozytskyy, el gobernador de Lviv, dijo que los informes preliminares sugerían que hubo cuatro ataques allí, tres en almacenes que no estaban en uso por los militares y otro en una estación de servicio de automóviles.

“Fue un paro bárbaro en una estación de servicio, es una instalación completamente civil”, dijo en conferencia de prensa.

El alcalde de Lviv, Andriy Sadoviy, dijo que la persona más joven muerta tenía 30 años. La explosión también hirió a 11 y rompió las ventanas de un hotel que albergaba a evacuados de otras partes del país, agregó.

“Siete personas pacíficas tenían planes de vida, pero hoy su vida se detuvo”, dijo.

Impulsado por la resistencia ucraniana en el norte, Moscú ha reenfocado su ofensiva terrestre en las dos provincias orientales conocidas como Donbas, mientras lanza ataques de larga distancia a otros objetivos, incluida la capital, Kiev.

El gobernador regional de Kharkiv dijo que las autoridades continúan con la evacuación de personas de dos áreas donde se espera que se produzcan enfrentamientos.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que había atacado cientos de objetivos militares en Ucrania durante la noche. Dijo que los misiles lanzados desde el aire habían destruido 16 instalaciones militares en las regiones de Kharkiv, Zaporizhzhia, Donetsk y Dnipropetrovsk y en el puerto de Mykolayiv, que se encuentran en el sur y el este de Ucrania.

Agregó que la fuerza aérea rusa lanzó ataques contra 108 áreas donde se concentraron las fuerzas ucranianas y la artillería rusa golpeó 315 objetivos militares ucranianos.

ENTRENAMIENTO DE OBUSES

Rusia niega haber atacado a civiles en lo que llama una operación especial para desmilitarizar Ucrania y erradicar a nacionalistas peligrosos. Rechaza lo que Ucrania dice que es evidencia de atrocidades, diciendo que Ucrania las ha organizado para socavar las conversaciones de paz.

La semana pasada, el presidente de EE. UU., Joe Biden, anunció una asistencia militar adicional de $ 800 millones para Ucrania, ampliando la ayuda para incluir artillería pesada antes de un asalto ruso más amplio que se espera en el este de Ucrania.

El ejército de EE. UU. espera comenzar a entrenar a los ucranianos en el uso de artillería de obuses en los próximos días, dijo el lunes un alto funcionario de defensa de EE. UU., y agregó que el entrenamiento se llevaría a cabo fuera de Ucrania.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el lunes que su diálogo con Putin se había estancado después de que se descubrieran asesinatos en masa en Ucrania.

‘hELL EN LA TIERRA’

Rusia ha estado tratando de tomar el control total de la ciudad portuaria sudoriental de Mariupol, que ha estado sitiada durante semanas y que sería un gran premio estratégico, uniendo el territorio en poder de los separatistas prorrusos en el este con la región de Crimea que Moscú anexó en 2014.

El mayor Serhiy Volyna, comandante de la 36.ª brigada de infantería de marina de Ucrania que todavía lucha en Mariupol, pidió ayuda en una carta al Papa Francisco, diciendo que mujeres y niños estaban atrapados entre los combatientes en la acería de la ciudad.

“Así es como se ve el infierno en la tierra. Es hora (de) ayudar no solo con oraciones. Salva nuestras vidas de las manos satánicas”, decía la carta, según extractos tuiteados por el embajador de Ucrania en el Vaticano.

No menos de 1.000 civiles se escondían en refugios subterráneos debajo de la gran planta siderúrgica de Azovstal, dijo el lunes el ayuntamiento.

Las imágenes de video y audio mostraron explosiones retumbando y humo saliendo de las plantas siderúrgicas, que contienen una miríada de edificios, altos hornos y vías férreas.

Azovstal es el principal bastión restante de las fuerzas ucranianas en Mariupol. Los defensores de la ciudad incluyen infantes de marina ucranianos, brigadas motorizadas, una brigada de la Guardia Nacional y el Regimiento Azov, una milicia creada por nacionalistas de extrema derecha que luego se incorporó a la Guardia Nacional.

Denis Prokopenko, teniente coronel del Regimiento Azov, dijo en una publicación de video de Telegram que mientras estaba en la planta de acero, las fuerzas rusas y separatistas estaban lanzando bombas antibúnker y atacando el área con cohetes y otras armas, incluso desde barcos. “sabiendo que hay civiles aquí”.

La invasión de Rusia ha dañado o destruido hasta el 30% de la infraestructura de Ucrania a un costo de $ 100 mil millones, dijo un ministro ucraniano, y agregó que la reconstrucción podría lograrse en dos años utilizando activos rusos congelados para ayudar a financiarla.

Naciones Unidas dijo el lunes que el número de civiles muertos por la guerra había superado los 2.000, llegando a 2.072 a la medianoche del 17 de abril desde el comienzo de la invasión rusa el 24 de febrero.

Alrededor de 4 millones de ucranianos han huido del país.

Fuente

Escrito por Redaccion NM

Deja una respuesta

Corea del Norte está comprometida con un «cambio alarmante» en su política nuclear, dice un profesor

Lo más destacado de Pirates vs. Brewers