in

Straka, por Tiger enfermo, entre los 4 en el liderazgo de Hero

r1036248 1296x1296 1 1.jpgw130h130scalecroplocationcenter

NASSAU, Bahamas — Sepp Straka estaba en casa en Alabama preparándose para una gran semana de partidos de golf en su club, la boda de un amigo y el juego de campeonato de la SEC. Y luego Tiger Woods no pudo jugar en las Bahamas debido a una lesión en el pie, y Straka tuvo un cambio de planes.

A él le salió bien.

El reemplazo de Woods logró seis birdies en Albany empapado por la lluvia para un 69, tres bajo par, que le dio una parte del liderato en el Hero World Challenge con el campeón defensor Viktor Hovland, Tom Kim y Collin Morikawa.

Straka fue el primero en el pro-am, el tiempo que suele ocupar Woods. Fue emparejado con Justin Thomas, quien normalmente juega la primera ronda con Woods.

¿Obtuvo algo más del anfitrión del torneo?

«El juego del hierro no era tan bueno como el suyo, pero tal vez se me contagió un poco», Straka. «Así que sí, eso estuvo bien».

Hovland fue el único jugador en llegar a 4 bajo par en algún momento antes de un bogey el 16. Está tratando de unirse a Woods como los únicos jugadores en ganar este evento festivo de forma consecutiva.

Hovland se queda con Morikawa nuevamente. Hace un año, Morikawa tenía una ventaja de cinco tiros y necesitaba una victoria para llegar al No. 1 del mundo cuando disparó 76 en la ronda final y Hovland se recuperó con 66 para ganar.

Y luego está Kim, la estrella en ascenso de 20 años de Corea del Sur que ya ganó dos veces en el PGA Tour y se entregó en un gran escenario en la Copa Presidentes. Su semana comenzó conociendo a Woods por primera vez: «Fue genial. Tengo que pellizcarme un poco», dijo, y luego, de alguna manera, estuvo libre de bogeys en Albany.

El campo generalmente arroja puntajes bajos, excepto por la lluvia que dejó charcos de un pie de profundidad en algunas de las áreas arenosas y dificultó el astillado de las posiciones apretadas en el césped empapado.

Kim estuvo soberbio con su juego corto. Estaba en el bunker delantero en el par 3 17 y recortó el tiro de arena fangosa con tal velocidad que se detuvo a 3 pies del hoyo.

Cameron Young, que estuvo a centímetros de un as en el hoyo, sonrió a su padre y dijo: «Es alérgico a los bogeys».

Young, el novato del año del PGA Tour y uno de los siete recién llegados a la élite, un campo de 20 hombres, tuvo un 71 y estuvo entre los ocho jugadores que rompieron el par.

Straka es el único jugador que nunca ha jugado una Ryder Cup o una Presidents Cup en Albany. Es el No. 29 del mundo, ganador por primera vez en el Honda Classic, a principios de año, y no tenía intención de estar en las Bahamas.

Es miembro de Shoal Creek, y esta fue la semana de los partidos del club contra Greystone. JT Poston, dos veces ganador de la gira, se casará el viernes. El gran día fue el sábado, cuando Georgia juega contra LSU en Atlanta.

Estaba a punto de jugar el lunes por la tarde para prepararse para los partidos cuando recibió la llamada diciendo que Woods tenía fascitis plantar en el pie derecho y que no jugaría.

Fue una decisión fácil para Straka, quien nació y se crió en Austria y se mudó a Valdosta, Georgia, cuando tenía 14 años, jugó en Georgia y rebota sin problemas entre el alemán y el sureño en el habla.

«Fue una gran oportunidad y simplemente increíble estar aquí», dijo.

El campeón de Masters Scottie Scheffler, subcampeón del World Challenge el año pasado, obtuvo un 72. Necesita ganar para volver al No. 1 del mundo.

En cuanto a Woods, mantuvo su presencia en el torneo pasando tiempo en la cabina de televisión. No juega desde el Open Championship de julio.

Fuente

Escrito por jucebo

c405d937ba6dbe2145eaa80eab264409

Columna: La desconcertante estrategia de temporada baja de los Dodgers se puede resolver asegurando una gran pieza

afcdf36d04e6c42306bf975df76c4f25

Bear Necessities: Chicago tiene el cronograma restante más difícil