in

¿Pueden las normas sociales cambiantes ayudar a mitigar el cambio climático?

cambio climático

Crédito: Pixabay/CC0 Dominio público

El cambio climático es el resultado de muchas actividades humanas, desde las emisiones de carbono hasta la deforestación, y requerirá múltiples y variadas intervenciones para mitigarlo, incluida la legislación, la regulación y las soluciones basadas en el mercado implementadas a nivel local, nacional y global. Los factores del lado de la demanda, como los cambios en las normas sociales, también pueden ayudar al crear presión política para una mayor acción climática. Además, pueden fortalecer la eficacia de otras intervenciones, por ejemplo, aumentando la aceptación y adopción de nuevas tecnologías o el cumplimiento de leyes y reglamentos.

En el último número de Ciencia psicológica en el interés público, un equipo interdisciplinario de investigadores informa sobre cómo las normas sociales, «patrones de comportamiento o valores que dependen de las expectativas sobre lo que otros hacen y/o piensan que se debe hacer», pueden aprovecharse para lograr una acción climática colectiva y un cambio de política. Hacen hincapié en que, si bien las intervenciones de normas sociales pueden ser poderosos impulsores del cambio social, también pueden reforzar comportamientos y actitudes insostenibles y requieren un conocimiento contextual profundo para usarse de manera efectiva.

«Los cambios del lado de la demanda pueden ser componentes integrales de una política climática más amplia al crear la aceptación pública de nuevas medidas y acelerar o fortalecer sus impactos», dijo Sara M. Constantino, profesora asistente en la Universidad Northeastern y autora principal del artículo. «Sin embargo, la eficacia y la ética de las intervenciones destinadas a cambiar las normas sociales dependen de manera crítica de los detalles de los comportamientos o actitudes en cuestión, una serie de factores estructurales y culturales, procesos psicológicos y una miríada de decisiones de diseño e implementación».

En este artículo, Constantino y sus colegas revisan la literatura sobre cómo se produce el cambio de norma social, cómo la tendencia a conformarse o coordinarse con otros puede impulsar un cambio social rápido y las circunstancias en las que es probable que esto suceda. Basan sus conclusiones en la revisión y síntesis de una gran cantidad de literatura sobre la influencia, la medición y el cambio de las normas sociales desde las perspectivas de la psicología, la antropología, la sociología y la economía, publicada entre 1951 y 2021.

Aprovechar el poder de las normas sociales para la acción climática puede tomar dos formas interrelacionadas, explican los autores. Las intervenciones de normas sociales intentan aumentar la adopción de normas sociales sostenibles dentro de las redes sociales proporcionando información sobre lo que las personas de un grupo hacen o creen que se debe hacer. Pueden remodelar los comportamientos de las personas y las comunidades al corregir las percepciones sociales erróneas (p. ej., las personas creen que existe un apoyo limitado para la acción climática cuando en realidad hay un gran apoyo) y/o al hacer visible la prevalencia de ciertos comportamientos privados (p. ej., agua y conservación de energía, reciclaje, votación).

Sin embargo, muchos comportamientos prevalecientes son insostenibles. En tales casos, las intervenciones de propinas sociales tienen como objetivo crear un cambio que interrumpa estas normas insostenibles. Las intervenciones (p. ej., subsidios) se pueden utilizar para incentivar el cambio en un subconjunto de una población. Una vez que suficientes personas adopten comportamientos y creencias no normativos sostenibles, esto puede conducir a un cambio social más amplio, «inclinando» a las sociedades hacia una nueva norma social, incluso en ausencia de intervenciones sostenidas.

Los factores estructurales, sociales y de otro tipo darán forma al éxito de las intervenciones de normas sociales, y Constantino y sus colegas sugieren tomar una serie de pasos antes de diseñarlas e implementarlas. Estos incluyen la identificación de propiedades clave del comportamiento y la población objetivo, la medición de las normas y expectativas sociales existentes y la consideración de las posibles consecuencias adversas de una intervención, como las amenazas percibidas al sentido de agencia y autonomía de las personas o un fenómeno conocido como «licencia moral», donde tomar la acción sobre un tema puede hacer que las personas sientan que han hecho lo suficiente, desplazando otras acciones.

Finalmente, los autores destacan la importancia de probar cualquier intervención con las partes interesadas locales, es decir, realizar pequeños ensayos, evaluar los resultados y luego realizar más ensayos, antes de adoptarla. «Una intervención debe ampliarse solo después de que se haya probado en el contexto de interés y se haya considerado exitosa», escriben.

«Las intervenciones de normas sociales y de propinas sociales pueden impulsar un cambio social rápido bajo ciertas condiciones», dijo Constantino. “Sin embargo, no son un reemplazo de otras formas de acción climática, y diseñar una intervención efectiva y responsable dependerá de muchos factores”.

En un comentario adjunto, Stephan Lewandowsky (Universidad de Bristol; Universidad de Australia Occidental) y Sander van der Linden (Universidad de Cambridge) proponen que es más probable que se supere el desafío de convertir el consenso científico sobre la acción climática en un consenso social si los profesionales consideran «los entornos conflictivos y ricos en información errónea en los que se comunica la información normativa, el papel de las percepciones erróneas generalizadas sobre las normas y el comportamiento de otras personas, la posibilidad de que las normas de la comunidad puedan desmoronarse rápidamente después de eventos políticos clave, y el hecho de que existen diferencias importantes en cuán susceptibles son las personas a la influencia social».


La influencia que tienen los riesgos colectivos en la aceptación de las normas sociales


Más información:
Sara M. Constantino et al, Ampliación del cambio: una revisión crítica y una guía práctica para aprovechar las normas sociales para la acción climática, Ciencia psicológica en el interés público (2022). DOI: 10.1177/15291006221105279

Stephan Lewandowsky et al, Las intervenciones basadas en normas sociales podrían beneficiarse al considerar entornos de información contradictorios: comentario sobre Constantino et al. (2022), Ciencia psicológica en el interés público (2022). DOI: 10.1177/15291006221114132

Proporcionado por la Asociación para la Ciencia Psicológica


Citación: ¿Pueden las normas sociales cambiantes ayudar a mitigar el cambio climático? (2022, 13 de octubre) recuperado el 13 de octubre de 2022 de https://phys.org/news/2022-10-shifting-social-norms-mitigate-climate.html

Este documento está sujeto a derechos de autor. Aparte de cualquier trato justo con fines de estudio o investigación privados, ninguna parte puede reproducirse sin el permiso por escrito. El contenido se proporciona únicamente con fines informativos.



Fuente

Escrito por jucebo

fourteen per cent decr

Los nacidos vivos en Europa disminuyeron un 14 % nueve meses después del inicio de la pandemia de COVID-19 y los primeros confinamientos