Pesimistas sobre el futuro, los jóvenes birmanos se apresuran a obtener pasaportes para ir al extranjero

Compartir

Ohnmar Myint tiene 20 años y no cree que pueda seguir sus sueños, o ganarse la vida, en Myanmar.

Así que está solicitando un pasaporte con la esperanza de mudarse a Japón, donde escucha que hay muchos trabajos, lejos de la agitación política y económica de su hogar.

“Todos se están preparando para ir al extranjero a mejorar sus vidas”, dice Ohnmar Myint sobre todos los solicitantes. “Pero enfrentan muchas dificultades en el proceso de solicitud”.

Ella es una de las miles de personas, muchas de ellas jóvenes, que acuden en masa a un nuevo sitio de solicitud de pasaporte en línea que ha recibido tantas solicitudes que es difícil incluso acceder a él.

Casi 53.000 personas en Yangon, la ciudad más grande del país, solicitaron un pasaporte en solo cinco días a fines de febrero después de que se abrió el portal, dijo la Junta de Emisión de Pasaportes de Myanmar.

El nuevo sistema en línea permite a los solicitantes completar su información personal en línea y luego hacer una cita en persona donde pueden enviar sus documentos y tomarse una foto.

Un pasaporte de Myanmar. (Foto/periodista ciudadano)

Aquellos que pudieron acceder al sistema solo pudieron asegurar una cita en persona dentro de unos meses, dijo Myat Maw, residente de la ciudad de Yangon.

“Pensé que sería fácil solicitar pasaportes ya que se abre un sistema de reserva en línea. Pero muy al contrario de mis expectativas, no obtuve una cita a pesar de que lo intenté continuamente durante tres días y tres noches sin dormir”, dijo.

Además, varios amigos en áreas rurales no han podido completar una solicitud en línea debido a problemas con la red de internet en sus áreas, dijo.

Suben los precios y la demanda

Las tarifas de solicitud también se han disparado.

Solía ​​costar solo 40.000 kyats (US$19) obtener un pasaporte antes del golpe de febrero de 2021. Pero ahora el precio ha subido de 300.000 a 600.000 kyats (US$143-$286).

Pero la demanda de mudarse al extranjero permanece.

La Organización Internacional para las Migraciones informó en diciembre que casi 40.000 personas de Myanmar abandonan el país cada mes debido a la inestabilidad política y económica.

Otro factor es la gran cantidad de oportunidades laborales en la región, dijo Ko Ko Oo, gerente general de la agencia de empleo en el extranjero Silver Crane. Y con la disminución de la pandemia de COVID-19, ahora se están llevando a cabo planes para mudarse al extranjero que se habían suspendido, dijo.

“Originalmente, hay muchas personas que están tratando de irse al extranjero para trabajar y ahora más personas también están tratando de ir”, dijo. “Debo decir que los números suman masivamente”.

Los jóvenes quieren irse al extranjero para ganar más dinero porque los salarios en Myanmar son bajos y la inflación ha hecho subir los precios, dijo Myat Maw.

La mayoría de los jóvenes de Myanmar quieren ir a Japón y Corea del Sur, donde pueden trabajar con las habilidades y la educación que ya han adquirido. A otros les gustaría ir a Singapur, Tailandia o Malasia, donde pueden encontrar trabajo fácilmente.

Pero últimamente, aquellos que intentan encontrar trabajo fuera de Myanmar han descubierto que no pueden presentarse a una entrevista de trabajo si no tienen el pasaporte, según Thae Pwint Shwe Sin, que trabaja en una agencia de búsqueda de empleo en el extranjero.

Traducido por Myo Min Aung. Editado por Matt Reed y Malcolm Foster.



Fuente

Compartir

Don't Miss