in

Medición precisa del coronavirus en aguas residuales

scidaily icon

El monitoreo de virus en aguas residuales permite predecir el curso de una pandemia y sus cargas en varias partes del sector de la salud, independientemente de la capacidad de prueba pública oficial y el alcance para el seguimiento de infecciones. Así lo ha establecido un estudio de la Universidad de Gotemburgo.

Las mediciones y análisis de los niveles de coronavirus en las aguas residuales de Gotemburgo llamaron mucho la atención durante la pandemia. Los informes semanales han mostrado cuán extendida está la infección por SARS-CoV-2 en la comunidad y su distribución entre las variantes del virus.

A partir de febrero de 2020, las mediciones de virus tomadas en el monitoreo se convirtieron rápidamente en un indicador útil para pronosticar picos de carga en la atención médica. Las altas concentraciones de SARS-CoV-2 en las aguas residuales fueron seguidas por un número creciente de personas con COVID-19 que necesitaron hospitalización.

La asociación emerge con sorprendente precisión en el estudio ahora publicado en la revista científica iCiencia. Cada una de las cuatro olas pandémicas en 2020-2022 muestra un patrón en el que, un par de semanas después de que el SARS-CoV-2 alcanzó su punto máximo en las aguas residuales, se produjo un aumento en el número de pacientes hospitalizados con COVID-19 recién ingresados.

Mayor presión sobre 1177 Vårdguiden

Los picos de virus en las aguas residuales fueron seguidos no solo por cargas más pesadas en la atención hospitalaria, sino también por aumentos predecibles en la presión sobre el servicio electrónico 1177 Vårdguiden. Una o dos semanas después del pico del virus de las aguas residuales, comenzaron a llegar más llamadas sobre disnea aguda en adultos.

«El estudio muestra que el monitoreo de virus en las aguas residuales puede predecir cómo se desarrollará una pandemia y su carga en varias partes del sistema de salud», dice Hao Wang, investigador postdoctoral en el Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, y el primer autor del estudio.

El estudio proporciona una descripción del grado de capacidad de prueba en Suecia durante varias fases de la pandemia. Los científicos dicen que las estadísticas nacionales sobre el número de casos confirmados no reflejan la propagación real de la infección.

Sin embargo, incluso cuando sus síntomas eran leves, todos los infectados tenían el virus en la orina y las heces. Esto permitió la detección del virus en aguas residuales, en forma de ARN (material genético). Los informes semanales se basaron en muestras diarias de aguas residuales recogidas por Gryaab, la empresa municipal de tratamiento de aguas de Gotemburgo.

Beneficio duradero para la comunidad

Heléne Norder, líder de investigación de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo y última autora del estudio, ve los resultados como una prueba de cómo la vigilancia del virus durante la pandemia ha beneficiado a la comunidad. También identifica las distintas ventajas del método utilizado.

«El método que usamos en Gotemburgo también permite monitorear otros virus, lo que nos brinda un alcance único para detectar rápidamente brotes en curso. En el área, además del SARS-CoV-2, también hemos podido demostrar la presencia de virus que se propagan a través de los alimentos o el agua y se excretan en las heces.Algunos de ellos causaron brotes (norovirus, el «gusano de los vómitos de invierno» y astrovirus entre los niños, por ejemplo) durante la pandemia.

«Entonces, durante ese tiempo», continúa, «encontramos cambios en los niveles de virus que se relacionaban directamente con la cantidad de personas infectadas en Gotemburgo. Nuestro grupo de investigación tiene la intención de seguir analizando diferentes virus en las aguas residuales mientras tengamos investigaciones financiación para ello».

La planificación también incluye un mayor desarrollo de la técnica para permitir su adopción por parte de todos los laboratorios que deseen realizar un seguimiento continuo del virus.

«Esto podría resultar en el monitoreo de más virus en más regiones para la identificación rápida de futuros brotes y una vigilancia eficiente y proactiva a nivel nacional de los que están en curso», concluye Norder.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionado por Universidad de Gotemburgo. Nota: el contenido se puede editar por estilo y longitud.

Fuente

Escrito por jucebo

glass baby makes futur

El ‘bebé de cristal’ hace que los futuros padres piensen antes de beber

gettyimages 1236006642 1

Equipos de la Copa Presidentes 2022: Davis Love III anuncia las selecciones de seis capitanes para el equipo estadounidense más favorecido