in

Los países se mantuvieron firmes contra los casos y las muertes por malaria en 2021: informe de la OMS

image3000x3000

riesgos, aumentar la resiliencia y acelerar la investigación, hay muchas razones para soñar con un futuro libre de malaria”.

mosquiteros salvavidas

En 2020, se distribuyeron más mosquiteros tratados con insecticida (MTI), la principal defensa en la mayoría de los países donde la malaria es endémica, que en cualquier otro año registrado.

Y las distribuciones en 2021 fueron sólidas en general, similares a los niveles previos a la pandemia.

Sin embargo, Benin, Eritrea, Indonesia, Nigeria, Islas Salomón, Tailandia, Uganda y Vanuatu distribuyeron menos del 60 por ciento de sus MTI y Botswana, República Centroafricana, Chad, Haití, India, Pakistán y Sierra Leona no distribuyeron ninguno.

Seguimiento de otras intervenciones

En 2021, la quimioprevención de la malaria estacional, una intervención comunitaria muy eficaz, llegó a casi 45 millones de niños en 15 países africanos, lo que supuso un aumento sustancial con respecto a los 33,4 millones de 2020 y los 22,1 millones de 2019.

Y a pesar de los desafíos logísticos y de la cadena de suministro durante la COVID, en 2020 se distribuyó una cantidad récord de pruebas de diagnóstico rápido de malaria a los establecimientos de salud.

Aproximadamente 242 millones de terapias combinadas basadas en artemisinina, el tratamiento más efectivo para la malaria por P. falciparum, se administraron en todo el mundo en 2021 en comparación con 239 millones en 2019.

Fuente: Informe mundial sobre el paludismo 202

Los mosquiteros tratados con insecticida (MTI) son la principal herramienta de control de vectores utilizada en la mayoría de los países donde la malaria es endémica. El informe de la OMS compara dos años de niveles de distribución.

Convergencia de amenazas

A pesar de los éxitos, los desafíos continuaron y llevaron al campo estadístico, particularmente en Áfricacual asumió alrededor del 95 por ciento de los casos y el 96 por ciento de las muertes en todo el mundo en 2021.

Las interrupciones durante la pandemia y las crisis humanitarias convergentes, los desafíos del sistema de salud, la financiación restringida, el aumento de las amenazas biológicas y la disminución de la eficacia de las principales herramientas de reducción de enfermedades amenazaron la respuesta mundial.

“A pesar de los avances, la región africana sigue siendo la más afectada por esta enfermedad mortal”, dijo OMS El director regional para África, Matshidiso Moeti, señaló que las herramientas de noticias y los fondos para implementarlas son «necesarios con urgencia para ayudarnos a vencer la malaria».

La financiación de la malaria en 2021 fue de $3500 millones, un aumento con respecto a los dos años anteriores, pero muy por debajo de los $7300 millones estimados necesarios a nivel mundial para mantenerse en el buen camino.

Otros obstáculos

Al mismo tiempo, una disminución en la efectividad de las herramientas clave para el control de la malariasobre todo los MTI, es impidiendo un mayor progreso contra la malaria.

Entre las amenazas se encuentran la resistencia a los insecticidas, el acceso insuficiente y la pérdida de MTI debido al estrés del uso diario que supera el reemplazo.

Otros riesgos crecientes involucran mutaciones parasitarias que afectan las pruebas de diagnóstico rápido; creciente resistencia de los parásitos a los medicamentos contra la malaria; y una invasión de un mosquito resistente a los insecticidas.

Tendencias de casos y muertes por paludismo en 11 países con alta carga, entre 2015 y 2021.

Fuente: Informe mundial sobre el paludismo 202

Tendencias de casos y muertes por paludismo en 11 países con alta carga, entre 2015 y 2021.

Nuevos caminos de esperanza

Para que los países africanos construyan una respuesta más resiliente, la OMS lanzó recientemente una estrategia frenar la resistencia a los medicamentos antipalúdicos y una iniciativa detener la propagación del Anopheles stephensi vector de paludismo.

Además, un nuevo marco mundial para responder a la malaria en áreas urbanas, desarrollado conjuntamente por la OMS y ONU-Hábitatproporciona orientación para los líderes de la ciudad y las partes interesadas en la malaria.

Mientras tanto, se establece una línea sólida de investigación y desarrollo para traer una nueva generación de control de la malaria herramientas que podrían ayudar a acelerar el progreso hacia los objetivos globales, incluidos mosquiteros de larga duración con nuevas combinaciones de insecticidas; repelentes espaciales; e ingeniería genética de mosquitos.

También están en preparación nuevas pruebas de diagnóstico, medicamentos de próxima generación para combatir la resistencia a los medicamentos y otras vacunas contra la malaria.

Según el informe, los países en los que la malaria es endémica deben seguir utilizando un enfoque de atención primaria de la salud para fortalecer los sistemas de salud y garantizar servicios e intervenciones de calidad para todos los necesitados.

Bebé en Ghana protegido de la malaria por un mosquitero.

Bebé en Ghana protegido de la malaria por un mosquitero.

Fuente

Escrito por jucebo

380ce674db00b89d883aa558eaa69aa87a5d2c21

Modi de India gana a lo grande en su estado natal

b24a7579cd41ae392dc21a43b8dea4ba

Winter Meetings Día 3: Hablando de José Quintana, Kodai Senga y más agentes libres | La vaina de los Mets