in

Los nuevos conocimientos sobre la madurez de las células linfoides podrían conducir a tratamientos más eficaces para la EII

Un grupo de investigación del Instituto Karolinska en Suecia ha analizado cómo ciertas células inmunitarias conocidas como células linfoides innatas (ILC) se convierten en células maduras que desempeñan un papel en la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Los hallazgos podrían allanar el camino para tratamientos más efectivos contra la EII, una enfermedad que causa un sufrimiento considerable y que está relacionada con un mayor riesgo de cáncer colorrectal. Los resultados se publican hoy en la revista Ciencias Inmunología.

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se caracteriza por una inflamación crónica de la mucosa intestinal que se cree que aumenta el riesgo de cáncer de colon. La enfermedad suele debutar antes de la mediana edad con síntomas como dolor abdominal y pérdida de peso. Se desconoce la causa, pero se cree que factores genéticos, ambientales e inmunológicos juegan un papel. Dado que un gran grupo de pacientes con EII no responde a los tratamientos disponibles, existe una gran necesidad de nuevos conocimientos sobre los mecanismos que impulsan la enfermedad.

Las ILC son linfocitos, una familia de células inmunitarias, que se encuentran en la mucosa donde forman parte del sistema inmunitario y mantienen la función tisular, como la producción de mucosa. Investigaciones anteriores han demostrado que las ILC cambian de función durante la inflamación, lo que las convierte en un objetivo prometedor para el tratamiento de la EII.

En el presente estudio, los investigadores aislaron las CLI de las amígdalas y el tejido intestinal de pacientes que se habían sometido a cirugía de resección o examen endoscópico. Un total de 48 pacientes participaron en el estudio, 31 de los cuales tenían EII. A continuación, las ILC se examinaron en detalle, tanto inmediatamente después del aislamiento como después del cultivo celular.

Los resultados muestran que un subgrupo de CLI constituyen un estadio previo a las CLI maduras y se acumulan en la mucosa intestinal de pacientes con EII. Los factores en el entorno intestinal pueden influir en el metabolismo de las CLI inmaduras, estimular una mayor división celular y la producción de citocinas, incluida la IL-22, que ayuda a proteger el tejido intestinal.

«La función de los ILC cambia durante la inflamación y, por lo tanto, los ILC representan un objetivo terapéutico prometedor para afecciones como la enfermedad inflamatoria intestinal», dice la primera autora del estudio, Efthymia Kokkinou, estudiante de doctorado en el Departamento de Medicina, Huddinge en Karolinska Institutet. «La comprensión de cómo estas células se desarrollan de células inmaduras a células maduras en el tejido nos ayuda a comprender cómo influyen en la función del tejido o la inflamación en la mucosa y cómo pueden manipularse con fines terapéuticos.

El grupo de investigación ahora espera estudiar si la presencia y las propiedades de las CLI intestinales inmaduras pueden predecir las respuestas a los medicamentos, en particular a los que contienen los principios activos ustekinumab, infliximab y tofacitinib, que actualmente se usan para tratar la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, dos de los EII más comunes.

«Estos estudios son importantes ya que la elección correcta de un tratamiento eficaz puede reducir tanto el sufrimiento personal como los costos sociales», dice Jenny Mjösberg, profesora asociada del mismo departamento en Karolinska Institutet y autora principal del estudio.

El estudio fue financiado principalmente a través de una subvención inicial del ERC y por la Fundación Erling-Persson, el Consejo Sueco de Investigación, la Sociedad Sueca del Cáncer, la Fundación Sueca para la Investigación Estratégica, la Fundación Knut y Alice Wallenberg y el Instituto Karolinska.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionado por Instituto Karolinska. Nota: el contenido se puede editar por estilo y longitud.

Fuente

Escrito por Redaccion NM

Deja una respuesta

Misteriosa enfermedad hepática en niños de EE. UU. y Europa

California presenta propuesta para prohibir nuevos autos a gasolina para 2035