in

Los nacidos vivos en Europa disminuyeron un 14 % nueve meses después del inicio de la pandemia de COVID-19 y los primeros confinamientos

Disminución del catorce por ciento en los nacidos vivos en Europa nueve meses después del comienzo de la pandemia de COVID-19 y los primeros confinamientos

Tasas de variación combinadas de nacidos vivos en Europa en comparación con 2018-2019. La tasa de variación entre los nacidos vivos mensuales observados durante 2020 y 2021 y la media de los nacidos vivos mensuales de 2018-2019 se ponderó por el número de nacimientos en cada país para presentar tasas de cambio acumuladas, correspondientes a la variación total observada en Europa . Crédito: Reproducción Humana

Europa experimentó una disminución del 14 % en los nacidos vivos en enero de 2021, solo nueve o diez meses después del primer pico de la epidemia de COVID-19 y los primeros confinamientos, en comparación con el promedio de nacidos vivos en enero de 2018 y 2019.

Los investigadores del estudio, que se publica en Reproducción Humana, dicen que la disminución puede estar asociada con los bloqueos impuestos en muchos países europeos más que con las personas que se infectan con COVID-19 y enfrentan problemas como resultado de la infección, como muertes, abortos espontáneos o mortinatos. Para que este fuera el caso, habría habido una caída en los nacidos vivos solo unas semanas o meses después de la exposición al COVID-19, que no observaron.

El primer autor del estudio, el Dr. Léo Pomar, ecografista partero del Hospital Universitario de Lausana y profesor asociado de la Facultad de Ciencias de la Salud de Lausana, Suiza, dijo: «La disminución de los nacimientos nueve meses después del comienzo de la pandemia parece ser más común en países donde los sistemas de salud estaban en apuros y se superó la capacidad de los hospitales, lo que llevó a medidas de confinamiento y distanciamiento social para tratar de contener la pandemia.

«Cuanto más largos fueron los confinamientos, menos embarazos ocurrieron en este período, incluso en países no gravemente afectados por la pandemia. Creemos que los temores de las parejas a una crisis sanitaria y social en el momento de la primera ola de COVID-19 contribuyeron a la disminución de nacidos vivos nueve meses después».

Las pandemias anteriores de los siglos XX y XXI, como la pandemia de gripe española de 1918 y los brotes de ébola de 2013 y zika de 2016, también se asociaron con una disminución de las tasas de natalidad nueve meses después de sus picos. Las razones fueron las altas tasas de mortalidad de los padres durante las dos primeras pandemias y las altas tasas de muerte fetal como resultado de la exposición directa al Zika. El deseo de las parejas de posponer el embarazo en un momento de crisis también influyó. Los investigadores del estudio actual se preguntaron si se vería una tendencia similar después de la pandemia de COVID-19.

Analizaron datos de 24 países europeos para los períodos inmediatamente anteriores y posteriores a la primera ola de la pandemia de COVID-19. Ajustaron las tasas de nacidos vivos para tener en cuenta las variaciones estacionales y descubrieron que enero de 2021 fue el único mes en el que hubo una caída significativa en los nacidos vivos.

A nivel nacional, se observaron disminuciones en las tasas de natalidad en enero de 2021 en Bélgica (disminución del 12 %), Estonia (13 %), Francia (14 %), Italia (17 %), Letonia (15,5 %), Lituania (28 %). , Portugal (18 %), Rumanía (23 %), Rusia (19 %), España (23,5 %), Ucrania (24 %), Inglaterra y Gales (13 %) y Escocia (14 %). Siete países tenían unidades de cuidados intensivos que estaban sobreocupadas (más del 100% llenas) y seis de estos (Bélgica, Francia, Italia, España, Inglaterra y Escocia) experimentaron caídas sustanciales en las tasas de natalidad. El séptimo país, Dinamarca, no lo hizo. Solo dos de los nueve países en los que hubo un impacto leve o moderado en las unidades de cuidados intensivos experimentaron una disminución en los nacimientos nueve meses después.

Marzo de 2021 fue el único mes con una tasa de nacidos vivos similar a la tasa mensual anterior a la pandemia, lo que corresponde a un repunte entre nueve y diez meses después del final de los cierres. Sin embargo, los investigadores dicen que este repunte no parece compensar la caída de las tasas de natalidad en enero de 2021.

Un análisis más detallado mostró que la duración de los confinamientos fue el único factor relacionado con la caída de nacidos vivos en enero de 2021 en comparación con enero de 2018 y enero de 2019. Además, los países con un ingreso per cápita más bajo tendieron a tener disminuciones de nacidos vivos de más de 10% en enero de 2021. Suecia, que no tuvo un confinamiento pero sí un alto número de muertes, no tuvo una caída en los nacidos vivos.

«La asociación que encontramos con la duración de los confinamientos puede reflejar un fenómeno mucho más complejo, ya que los confinamientos son decisiones gubernamentales que se usan como último recurso para contener una pandemia. La duración de los confinamientos tiene un impacto directo en las parejas», dijo el Dr. Pomar.

Dijo que la información de este estudio era importante para los servicios de salud y los encargados de formular políticas. “Es de particular importancia para los servicios de maternidad, que podrían adaptar los niveles de dotación de personal a los patrones de natalidad después de las pandemias: se esperan menos embarazos en el momento de las pandemias, pero podría observarse un repunte en los embarazos después del final de las mismas. El hecho de que el repunte en nacimientos no parece compensar la disminución en enero de 2021 podría tener consecuencias a largo plazo en la demografía, particularmente en Europa occidental donde hay poblaciones que envejecen».

El Dr. Pomar y sus colegas planean ver si hay tendencias similares después de las oleadas posteriores de la pandemia y los cierres. “Con el tiempo, la pandemia se vuelve endémica, se conocen mejor sus consecuencias durante el embarazo, se dispone de vacunas y es posible que esa disminución de nacimientos se haya mitigado en oleadas posteriores”, dijo.

Las limitaciones del estudio son que se basó en datos nacionales, lo que podría limitar la capacidad de identificar otros factores potenciales que contribuyen a una disminución o aumento de los nacidos vivos, y los investigadores recopilaron datos solo hasta abril de 2021, lo que hace que sea imposible identificar diferencias estacionales en la natalidad para 2021.

El profesor Christian De Geyter, de la Universidad de Basilea, Suiza, no participó en la investigación y es editor adjunto de la revista. Reproducción Humana. En un comentario que acompaña al artículo, escribe: «Estas observaciones son importantes porque muestran que el comportamiento reproductivo humano, como lo demuestra el número de nacimientos vivos, los cambios durante eventos dramáticos, epidemias y crisis globales… Menos nacimientos vivos resultarán en más poblaciones en rápido envejecimiento y en menor crecimiento económico.

«Algún repunte de las cifras de nacidos vivos después de cada una de estas crisis puede mitigar estas limitaciones, pero las crisis múltiples secuenciales también pueden provocar que las cifras de nacidos vivos no se recuperen… Las personas ahora son conscientes de que los factores estresantes profundos durante el embarazo pueden afectar la función placentaria, la salud neonatal e incluso la fertilidad futura… Las aspiraciones ondulantes de fertilidad causadas por las crisis afectarán invariablemente el tratamiento de fertilidad; además, las fluctuaciones temporales en el número de nacidos vivos tendrán un impacto en la presión sobre las unidades de atención obstétrica, las instalaciones escolares y, en última instancia, la estabilidad socioeconómica nacional».


Informe: la disminución de los nacimientos en la pandemia puede haber dado un giro


Más información:
Léo Pomar et al, Impacto de la primera ola de la pandemia de COVID-19 en las tasas de natalidad en Europa: un análisis de series temporales en 24 países., Reproducción Humana (2022). DOI: 10.1093/humrep/deac215

Proporcionado por la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología


Citación: Los nacidos vivos en Europa disminuyeron un 14 % nueve meses después del inicio de la pandemia de COVID-19 y los primeros confinamientos (13 de octubre de 2022) consultado el 13 de octubre de 2022 en https://medicalxpress.com/news/2022-10-births-europe- disminuido-meses-covid-.html

Este documento está sujeto a derechos de autor. Aparte de cualquier trato justo con fines de estudio o investigación privados, ninguna parte puede reproducirse sin el permiso por escrito. El contenido se proporciona únicamente con fines informativos.



Fuente

Escrito por jucebo

coFdAVDhoVW4VUMVDg6esV 1200 80

La película Naked Gun de Liam Neeson finalmente ha dado grandes pasos hacia adelante