in

Las protecciones de especies en peligro de extinción se activan demasiado tarde, según un estudio

04f1bb96f63dee0c32e47284beac98d5

Según un estudio publicado en la revista PLoS ONE el miércoles.

Los investigadores que evaluaron unos 970 casos relacionados con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. durante las últimas tres décadas descubrieron que las especies permanecían en listas de espera para recibir protección mucho más tiempo del previsto por la ley. Cuando las especies finalmente se enumeran como en peligro o amenazadas, sus poblaciones suelen ser tan pequeñas que luchan por recuperarse por completo.

El estudio sugiere que la Ley de Especies en Peligro de Extinción, una herramienta fundamental de la conservación, se ha estancado por los retrasos y la inacción que están obstaculizando su misión.

Una aguafuerte coloreada a mano del pájaro carpintero de pico marfil. (David Tipling/Universal Images Group vía Getty)

“Desde que se aprobó en 1973, la Ley de Especies Ambientales ha servido como inspiración y modelo para la política de conservación”, dijo Erich Eberhard, estudiante de doctorado en la Universidad de Columbia y autor de la investigación. “Nuestro análisis sugiere que su fuerza se está socavando al cotizar demasiado tarde con poblaciones demasiado pequeñas y muy poca financiación”.

El lento proceso para incluir especies en la lista ha irritado a las organizaciones conservacionistas durante años.

Se supone que las decisiones sobre si las especies deben incluirse en la lista tomarán dos años, según Noah Greenwald, director de especies en peligro de extinción del Centro para la Diversidad Biológica. Pero el estudio encontró que, por lo general, exceden ese plazo sin importar qué partido político esté a cargo.

Y desde que el Congreso promulgó la ley, solo 54 especies se han recuperado por completo, dice el estudio. Especies adicionales han visto cambiar su estado de en peligro a amenazado.

“Si espera hasta que las especies estén en peligro crítico, es mucho más difícil recuperarlas, y hace que la recuperación sea menos probable y hace que las opciones sean mucho más difíciles”, dijo Greenwald. “Las especies se están escapando por las grietas”.

El nuevo estudio se basa en una investigación que comenzó hace décadas en un estudio que analizó las especies enumeradas desde 1985 hasta 1992.

Reinita de Bachman (Robert Havell / Heritage Images vía Getty Images)

Reinita de Bachman (Robert Havell / Heritage Images vía Getty Images)

El nuevo estudio, que informó datos de 1993 a 2020, tomó prestados los mismos métodos para recopilar y evaluar datos sobre el tamaño de las poblaciones de especies en el momento en que se incluyeron en la Ley de especies en peligro de extinción.

Al comparar los dos períodos de tiempo, los investigadores encontraron que poco había cambiado. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre actualmente no es más proactivo en la lista de especies antes de que su número disminuya de lo que había sido a fines de la década de 1980.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre no respondió a una solicitud de comentarios sobre el nuevo estudio. Aunque pocas especies se han recuperado por completo y han sido eliminadas de la lista, es importante recordar que la Ley de Especies en Peligro de Extinción ha sido fundamental para prevenir la extinción, dijo Greenwald.

“El 99% de las especies protegidas por la Ley de Especies en Peligro aún sobreviven, lo cual es muy significativo”, dijo. “En muchos sentidos está funcionando. Eso es a pesar de la falta de fondos, a pesar de la interferencia política y a pesar de lo que consideraría una agencia inepta a cargo de implementarlo”.

La extinción de especies se está acelerando en todo el mundo. A informe de la ONU sobre la biodiversidad descubrió que 1 millón de especies se enfrentarán a la extinción, muchas en las próximas décadas, a menos que se tomen más medidas. Los humanos son los principales impulsores del cambio en la biodiversidad y el ritmo de extinción se estaba acelerando, según el informe.

Este artículo fue publicado originalmente en NBCNoticias.com

Fuente

Escrito por jucebo

2 stress

Experimentar síntomas de COVID-19 se asocia con una peor salud mental