in

Las agencias de la ONU advierten nuevamente sobre el hambre récord el próximo año en África Occidental y Central

1670529589 image1170x530cropped

Más de 35 millones de personas, incluidos 6,7 millones de niños, actualmente no pueden satisfacer sus necesidades básicas de alimentación y nutrición, según el último análisis de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Los números podrían aumentar a menos que no se entreguen pronto soluciones urgentes y duraderas para abordar la crisis, advirtieron.

Bordeando hacia la catástrofe

La situación es particularmente preocupante en la región de la triple frontera Liptako-Gourma entre Burkina Faso, Malí y Níger, donde 25.500 personas experimentarán hambre catastrófica durante la temporada de carestía de junio a agosto del próximo año.

“El panorama de la seguridad alimentaria y nutricional para 2023 es sumamente preocupante y debe ser la última llamada de atención para los gobiernos de la región y sus socios”, dijo Chris Nikoi, PMADirector Regional para la Región de África Occidental.

“Fortalecer la resiliencia de las comunidades tiene que convertirse un enfoque singular y colectivo para todos nosotros si queremos sacar esta situación del precipicio antes de que sea demasiado tarde”, agregó.

La inseguridad alimentaria se extiende

Las agencias de la ONU han instado a los gobiernos de toda la región a aumentar el apoyo y las inversiones en programas de seguridad alimentaria y nutrición.

A pesar de factores como las buenas perspectivas de cosecha y las estimaciones favorables de la producción local de cereales, la inseguridad alimentaria y la malnutrición persisten y se están extendiendo desde el Sahel hacia los países costeros.

La crisis está impulsada por la inseguridad persistente, los choques climáticos, los altos precios de los alimentos, las consecuencias económicas de la COVID-19 pandemia y el impacto de la guerra en Ucrania.

En Benin, Côte d’Ivoire, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Liberia, Sierra Leona y Togo, el análisis revela un aumento del 20 % en la inseguridad alimentaria en el último trimestre del año en comparación con el mismo período en 2021.

La vasta región del Sahel que se extiende de oeste a este a través del continente está “al borde de una catástrofe en toda regla”, según Robert Guei, FAOCoordinador Subregional de África Occidental. En la mayoría de los países, la disponibilidad de alimentos está disminuyendo y los precios de los fertilizantes están aumentando.

“Esto podría tener un impacto negativo en las cosechas del próximo año y empeorar una situación ya grave para muchas comunidades rurales”, dijo, y agregó que “debemos actuar ahora para apuntalar los medios de vida rurales antes de que sea demasiado tarde”.

Mujeres y niños vulnerables de las islas del lago Chad ahora viven en un campamento de personas desplazadas en el oeste de Chad.

Preocupación por los niños

Los socios de la ONU agregaron que la desnutrición aguda en niños menores de cinco años es una preocupación, particularmente en los países del Sahel y en Nigeria. Las tasas superan el umbral de emergencia del 15 por ciento en algunas áreas de Senegal, Mauritania, el noreste de Nigeria y Níger.

La tasa global de desnutrición aguda también supera el 10 por ciento en muchas áreas alrededor de la cuenca del lago Chad, que abarcan Níger, Nigeria y Chad, así como las áreas fronterizas entre Burkina Faso, Malí y Níger.

Factores como el conflicto, el desplazamiento, el acceso limitado a la atención médica y otros servicios básicos se encuentran entre las causas subyacentes de la desnutrición aguda en menores de cinco años, mujeres embarazadas y madres lactantes en toda la región.

Enfoque robusto

Marie-Pierre Poirier, Directora Regional de UNICEF para África Occidental y Central, informó que los últimos datos indican niveles inaceptablemente altos de emaciación severa para los niños en muchos países.

“Necesitamos ampliar el tratamiento y prestar mucha más atención a la prevención de la desnutrición infantil a través de un enfoque multisectorial para llegar a todos los niños”, dijo.

Las agencias de la ONU y sus socios se comprometen a abordar esta crisis alimentaria y nutricional sin precedentes a través de lo que llamaron «un enfoque sólido de sistemas alimentarios».

Esto implica programas múltiples e integrados que brindan respuestas de alimentación, nutrición, salud, agua, higiene y saneamiento, dirigidos a niños, mujeres y otros grupos vulnerables.

Reforzarán y ampliarán el apoyo continuo a los sistemas nacionales de protección social que respondan a las crisis y sean sensibles a la nutrición de las mujeres embarazadas, las madres lactantes, los niños pequeños y los adolescentes.

Sobre la base de los sistemas existentes a nivel local, nacional y regional, las agencias también ampliarán sus soluciones a mediano y largo plazo destinadas a reforzar la resiliencia de las comunidades afectadas por crisis, al tiempo que apoyan la consolidación de la paz y la coexistencia pacífica.

Fuente

Escrito por jucebo

1670528151 image770x420cropped

La ONU aprovecha el potencial para generar confianza en los recursos hídricos compartidos

a2e3117edc8884a901f7913225fd91d8

Rumores de la MLB: el atletismo quería a los cardenales en las conversaciones comerciales de Sean Murphy