in

La Copa Africana de Naciones plantea enormes desafíos para el anfitrión Camerún

0f2239e964ab182556977e906214b052

La Copa Africana de Naciones, que comenzó el domingo en Camerún después de un retraso por preocupaciones de Covid, también plantea importantes desafíos de seguridad, políticos y organizativos para la nación anfitriona.

Algunos temían otro aplazamiento, y el jefe del fútbol africano, Patrice Motsepe, dijo a fines del mes pasado que la rápida propagación de la variante Omicron en un país con una baja tasa de vacunación es «un desafío enorme».

La Confederación Africana de Fútbol (conocida por su acrónimo en francés CAF) ha establecido reglas draconianas que pueden impedir que los fanáticos ingresen en masa a los estadios.

Los espectadores deben estar completamente vacunados y mostrar una prueba de PCR negativa menos de 72 horas antes de un partido.

La capacidad del estadio está fijada en un 60 por ciento, aunque se incrementará al 80 por ciento cuando jueguen los «Leones Indomables» de Camerún, en particular, en el partido inaugural contra Burkina Faso el domingo.

Motsepe, un magnate minero de Sudáfrica, ya ha reconocido los riesgos que presenta la proliferación de pruebas falsas.

El covid ya está teniendo un impacto con Senegal retrasando su partida para el torneo, luego de que tres jugadores dieron positivo y la pequeña Gambia dijo que se enfrenta a una «catástrofe» porque no se le permite reemplazar a los jugadores afectados por covid.

Camerún, un país pobre de África Central de 27 millones de habitantes, ha registrado oficialmente 1.840 muertes por covid de 110.000 infecciones, aunque los expertos advierten sobre la falta de informes.

Pocas personas usan máscaras y solo el 2,4 por ciento de la población ha sido vacunada en el país liderado durante casi cuatro décadas por el hombre fuerte Paul Biya.

Las autoridades también están luchando con los separatistas armados en el oeste y los asaltantes yihadistas en el norte, y algunos temen que los militantes aprovechen el turno del país como centro de atención para lanzar ataques.

Las fuerzas de seguridad en el oeste están en alerta máxima después de que los grupos armados enviaran mensajes amenazantes a los equipos del Grupo F, que reúne a Túnez, Malí, Mauritania y Gambia.

Está previsto que los cuatro equipos jueguen en la ciudad costera de Limbe, y su lugar de entrenamiento es Buea, un punto crítico de los disturbios separatistas.

«Las amenazas son muy graves», dijo a la AFP por teléfono Blaise Chamango, director de una ONG en Buea llamada Human Is Right.

– ‘Una herramienta política’ –

Camerún fue elegido en 2014 para organizar el escaparate del fútbol africano en 2019, pero se retrasó en los preparativos. Egipto intervino en el último minuto para organizar el evento en lugar de Camerún.

El torneo de 2021 se pospuso dos veces, primero por temor a que las lluvias torrenciales estacionales pudieran afectar el apretado calendario y luego por la pandemia de covid.

Pero los principales proyectos de infraestructura también estaban en juego, y el complejo insignia de Olembe en la capital, Yaundé, aún no estaba completamente terminado.

El presidente de línea dura de Camerún, Biya, de 88 años, ha considerado la organización de la fiesta del fútbol africano como una forma de pulir su imagen internacional luego de su última victoria electoral disputada en 2018, lo que le otorgó un séptimo mandato.

A finales del mes pasado, decenas de activistas del principal partido de la oposición fueron condenados a penas de prisión de hasta siete años por participar en protestas pacíficas contra su gobierno.

En Yaundé, el retrato de Biya aparece a menudo junto a los anuncios del torneo de fútbol.

«Siempre ha usado el fútbol como una herramienta política para animar a los cameruneses y aprovechar su éxito», dijo Jean-Bruno Tagne, autor de «La tragedia de los leones indomables».

Algunos opositores y de la sociedad civil también han denunciado «la indecencia» del coste de la organización de la copa en un país cuya tasa de pobreza ha llegado a casi el 40 por ciento y un tercio de la población vive con menos de dos euros al día, según la Banco Mundial.

«Si Camerún gana, los cameruneses pueden olvidarse de todo. Pero si sale mal, habrá que buscar chivos expiatorios y seguramente rodarán cabezas», dijo el politólogo Stephane Akoa.

amt/lc/gd/dj

Fuente

Escrito por jucebo

Deja una respuesta

20220104 nxt bron ex 5e10c2020e91b6175e7f1363d6d93422

Bron Breakker dice que ganar el título de NXT fue la primera vez que su padre, Rick Steiner, lo vio luchar

kidney problem

Los expertos confirman que el Covid-19 también puede dañar los riñones