in

Flamengo y Corintios empataron en blanco en la ida

r1073920 1296x1296 1 1.jpgw130h130scalecroplocationcenter

El partido de ida de la final de la copa de Brasil fue un juego del gato y el ratón en el que nadie se quedó con el queso. Corintios de Sao Paulo y Flamengo de Río empataron 0-0 el miércoles, dejando todo en juego en el partido de vuelta de la próxima semana.

Como el destino quiso, esta es la primera vez que estos dos gigantes, los clubes más populares de la nación, se enfrentan en una gran final.

Hace más de 33 años se encontraron en un equivalente temprano de Community Shield, pero fue una ocasión discreta con un atractivo limitado. Menos de 3.000 pagaron por verlo.

Esta vez, todas las entradas para ambos partidos se podrían haber vendido 10 veces. Es una gran ocasión, lo que significa que además de una multitud de capacidad, también asistieron tensión y precaución.

– Transmisión en ESPN+: LaLiga, Bundesliga, MLS, más (EE. UU.)

La cautela fue inevitable por parte del Corintios, a pesar de que estuvo en casa en el partido de ida; Flamengo es claro favorito. Hace dos meses, cuando los equipos se enfrentaron en los cuartos de final de la Copa Libertadores, la Liga de Campeones de América del Sur, Flamengo ganó en casa y fuera.

La brecha entre los lados probablemente se ha cerrado desde entonces, pero todos los corintios tenían todas las razones para desconfiar. Con tiempo y espacio, Flamengo puede abrir el campo con amplios pases diagonales mientras cargan hacia adelante con sus irresistibles cuatro delanteros. Flamengo tendría la mayor parte del balón, pero el Corintios se aseguraría de que su espacio se redujera al mínimo.

Esto, por supuesto, no es nada nuevo para Flamengo. En los últimos años, su brillantez en ataque inevitablemente ha provocado una reacción, con equipos que buscan cubrirse contra ellos. Tener que derribar defensas profundas es un desafío semanal. En su mejor momento, pueden hacer rápidos intercambios de pases en espacios reducidos alrededor del borde del área y abrirse camino.

Casi lo lograron esta vez, deslizando al delantero centro Pedro contra la figura gigante del portero del Corintios Cassio. Pero Pedro no pudo hacer el ángulo y el disparo se fue desviado al primer palo. Cassio tuvo que ser rápido cuando Pedro deslizó a Gabriel «Gabigol» Barbosa más allá de la línea defensiva. Y en la segunda parte tuvo que hacer frente a un mini bombazo, taponando una volea feroz de Gabigol y hundiéndose por izquierda para desviar un tiro cruzado de Everton Ribeiro. En el medio, solo pudo ver cómo un disparo de larga distancia de David Luiz rebotaba en su travesaño.

Los corintios, sin embargo, no fueron pasivos. Su mejor método de defensa contra Flamengo era tener el balón y disfrutar de sus propios períodos de posesión. Por momentos supieron abrirle espacio al mediapunta Renato Augusto y generar malestar en las filas del Flamengo. Pero los dos momentos de máxima incomodidad llegaron en el contraataque. En la primera parte, el central del Flamengo, Leo Pereira, calculó mal el vuelo del balón y falló un cabezazo en un despeje rutinario. El delantero Yuri Alberto estaba adentro, acercándose a la portería, cortando dentro de David Luiz y preparándose para apretar el gatillo, cuando el mediocampista defensivo Thiago Maia logró retroceder a tiempo para realizar una entrada salvadora. Y justo al final del partido, después de una desconcertante pausa por una falla parcial en los focos, Pereira fue sorprendido fuera de posición en lo alto del campo y Alberto estuvo a cargo una vez más, esta vez para disparar un tiro que se desvió levemente antes. El portero Santos se zambulló a la derecha para hacer la atajada y asegurar que el partido de ida terminara sin goles.

Frente a una multitud masiva en el Maracaná el próximo miércoles, Flamengo seguramente esperará hacer el trabajo. El Corinthians, sin embargo, no parece incómodo con el estatus de desvalido, y el técnico portugués Vitor Pereira elaborará una estrategia para la ocasión. Lamentará que su equipo se haya enfrentado a Flamengo en tres grandes partidos eliminatorios y haya tenido oportunidades en cada oportunidad, pero aún no ha marcado un gol. Y disfrutará la ausencia la semana que viene de Joao Gomes, la dinamo del mediocampo del Flamengo, que se perderá el partido de vuelta por sanción. El Flamengo es más vulnerable sin él, y echará de menos su potencia pulmonar cuando el próximo miércoles se reanude el juego del gato y el ratón con el queso gordo en juego.

Fuente

Escrito por jucebo

b0e37860 498c 11ed ad7f 5b1bbcf1df82

Esta pelea catapultará al boxeo femenil

152709

Lizzo tiene una cuenta secreta de Instagram