in

Ex oficial del ejército de Myanmar llama ‘genocidio’ la represión de los rohingya y se ofrece a testificar

El capitán Nay Myo Thet sirvió en el ejército de Myanmar durante casi seis años en el estado de Rakhine, pero desertó en diciembre y se reubicó en un área bajo el control de las fuerzas del Movimiento de Desobediencia Civil (CDM) contra la junta. En 2016, una represión militar obligó a unos 90.000 rohingya a huir del estado de Rakhine y cruzar al vecino Bangladesh, mientras que una más grande en 2017 en respuesta a los ataques de los insurgentes mató a miles de miembros de la minoría étnica y provocó un éxodo de alrededor de 700.000 a través del país. frontera. El ex oficial de transporte le dijo al Servicio de Myanmar de RFA en una entrevista que las operaciones de limpieza del ejército equivalían a «un genocidio» y dijo que está dispuesto a testificar como testigo de cargo en un caso que se presentó contra el ejército ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). en La Haya.

RFA: ¿Puede contarnos primero sobre sus antecedentes?

Nay Myo Thet: Asistí por primera vez a la Academia de Servicios de Defensa de Pyin-Oo-Lwin en 2006. Terminé el entrenamiento en 2008 y serví en unidades en las áreas de División 5 y División 6 en los estados de Kayin y Kachin, así como en el norte del estado de Shan. Me enviaron al estado de Rakhine en 2015 para servir en el Batallón de Infantería No. 233 en Buthidaung y estuve estacionado allí hasta que me uní al CDM en noviembre de 2021.

RFA: ¿Puede contarnos más sobre las operaciones que expulsaron al pueblo rohingya del estado de Rakhine?

Nay Myo Thet: Fui capitán en el Batallón de Abastecimiento y Transporte en 2015, sirviendo con el Comando Estratégico de la Fuerza de Policía Fronteriza No. 1. Se lanzó una operación de limpieza por primera vez en 2016 tras un ataque terrorista en Kyi-Gan-Byin y otra en 2017 tras el [Arakan Rohingya Salvation Army (ARSA) insurgent] redada en tres puestos de la Policía de Fronteras en la misma zona. Cuando fuimos allí por segunda vez, notamos que no quedaba mucho atrás. Los lugareños se habían llevado casi todo.

RFA: ¿Realmente las tropas cometieron las atrocidades contra el pueblo rohingya que acusan los grupos internacionales de derechos humanos? ¿Cuál es tu opinión?

Nay Myo Thet: Solo puedo contarte algunas cosas que aprendí sobre las unidades en las que serví. Había un oficial que quería hacer una búsqueda de armas mortales, como cuchillos, y les pidió a las niñas del pueblo que entraran en una habitación, las alineó y las desnudó. Y luego, escuché de un soldado que estaba hablando de su colega que había violado a una mujer rohingya. No puedo recordar su nombre. Otro incidente que recuerdo fue el de un niño que fue arrojado a un pozo. Estos incidentes ocurrieron mientras estaba sirviendo con la Infantería No. 233. Y luego, hubo incidentes que se difundieron de boca en boca sobre algunos soldados que cometieron actos brutales. Los aldeanos fueron expulsados ​​de sus casas y los que huyeron fueron asesinados a tiros. La mayoría de los cuerpos fueron enterrados en los campos al lado de las aldeas. Como habrás visto en las fotos, la gente salió de sus pueblos en hordas, algunos cargando a ancianos que no podían caminar en camillas improvisadas. Muchos de los que no pudieron cruzar la frontera se vieron obligados a vivir en la selva y las montañas.

‘Esto equivale a un genocidio’

Todas estas cosas no deberían haber sucedido. Todo lo que pasó fue inaceptable. Traté de sondear a mis colegas. La mayoría tenía la idea de que había que expulsar a esta gente, que no podían quedarse, porque la [insurgents] que allanaron y atacaron los puestos policiales eran de su misma etnia. Estos aldeanos estaban dando apoyo a la [insurgents] y creían que no habría paz a menos que se deshicieran de ellos. Estas fueron sus opiniones. Entonces, esto ni siquiera era como una operación militar ordinaria que nunca sería tan brutal. Solo querían deshacerse de toda la comunidad sin molestarse en averiguar quién [the insurgents that attacked the police posts] fueron. Estoy de acuerdo con las acusaciones internacionales de que todo esto equivale a un genocidio.

RFA: ¿Qué piensas de [deposed National League for Democracy (NLD) leader] Aung San Suu Kyi va a La Haya [in 2019] para defender a los militares contra los cargos formulados en el caso presentado por Gambia?

Nay Myo Thet: Parece que los militares estaban esperando un chivo expiatorio, esperando que la NLD llegara al poder, para defenderlos porque podrían haber hecho esto. [themselves] hace mucho tiempo y no lo hicieron… Creo que ella fue allí con dos objetivos: defender la integridad del país con un espíritu nacionalista y defender a las fuerzas armadas. Parecía sentirse responsable de los militares. Pero creo que estuvo mal que ella hiciera eso. Ella no debería haber ido allí. Ella no fue responsable en absoluto de lo que pasó y no cometió los crímenes. Los militares fueron los responsables [for the crimes] … por crear la división entre el [ethnic] Rakhines y los Rohingyas. Incluso por sembrar el odio entre los Rakhines y los [majority ethnic] Bámar. Si fuera a ser convocado [to the ICJ]seguramente iría y revelaría todo lo que sé.

Traducido por Khin Maung Nyane.



Fuente

Escrito por Redaccion NM

Deja una respuesta

Bomberos rescata a tres escaladores atrapados en el Peñón de Ifach de Calpe

Los volúmenes de tráfico aumentan cuando terminan las vacaciones de Semana Santa