in

Construyendo la paz: trazando una ruta hacia la democracia en Gambia

1655541377 image1170x530cropped

Para Isatou Ceesay y Tombong Njie, el término “caza de brujas” no es metafórico. Bajo el régimen del ex dictador Yahya Jammeh, ambos fueron condenados literalmente como brujos.

“Mantuvo a las personas bajo custodia, las torturó y ese fue su final”, dice la Sra. Ceesay. “Estábamos tan avergonzados de salir. No somos brujas”, agrega la Sra. Njie.

Durante sus 22 años en el poder, el ex presidente Jammeh debilitó severamente las instituciones y el aparato de seguridad del país. El régimen se caracterizó por el acoso; tortura; el asesinato de figuras políticas, periodistas, activistas y estudiantes; y violencia sexual y de género significativa contra mujeres y niños.

La Sra. Ceesay, la Sra. Njie y muchos otros gambianos todavía llevan las cicatrices de los abusos de la campaña de caza de brujas, que comenzó en 2009 y duró varios años. Las víctimas lucharon para escapar del estigma asociado con las brujas.

PNUD Gambia

Isatou Ceesay, víctima de la campaña de ‘caza de brujas’ de Gambia.

Apoyando una transición difícil

En 2016, los gambianos destituyeron al presidente Jammeh y el nuevo presidente, Adama Barrow, asumió el cargo en febrero de 2017. Sin embargo, la nación de dos millones de personas enfrentó una grave crisis política y social con la ausencia de instituciones judiciales independientes o eficaces. y abusos desenfrenados de los derechos humanos.

La transición política requería reformas urgentes para reformar las instituciones del país, promover la gobernabilidad democrática, abordar los abusos contra los derechos humanos en el pasado y establecer el respeto por el estado de derecho.

Una de las formas en que la ONU ha ayudado a apoyar esta transición es a través de la Fondo para la Consolidación de la Paz del Secretario General de las Naciones Unidasque proporcionó fondos destinados a áreas críticas, como el sector de la seguridad y la reforma de la justicia.

La estrecha colaboración de la ONU con las autoridades, bajo la presidencia de Barrow, sentó las bases de dos importantes instituciones en diciembre de 2017: la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión de la Verdad, Reconciliación y Reparación (TRRC), que está compuesta por once personas y diseñada para reflejar la diversa composición étnica, religiosa y de género del país.


Tombong Njie sufrió como resultado de la 'cacería de brujas' instigada por el ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh.

PNUD Gambia

Tombong Njie sufrió como resultado de la ‘cacería de brujas’ instigada por el ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh.

Devolviendo la esperanza a Gambia

En enero de 2019, comenzaron las audiencias públicas de verdad y reconciliación, con víctimas y perpetradores dando sus testimonios personales. Las audiencias y actividades de divulgación generaron un gran interés público y una amplia participación popular, incluidos los jóvenes y la sociedad civil.

«La TRRC es muy importante. He visto cómo ha ayudado a la gente a empatizar con nosotros, sabiendo que fuimos acusados ​​deliberada e injustamente», dijo Pa Demba Bojang, víctima de la campaña de caza de brujas.

«La gente ahora aspira a vivir en paz en este país. La vida de las víctimas ha mejorado gracias a la ayuda que recibieron del proyecto. El proyecto ha devuelto la esperanza a Gambia», dijo otra víctima.

Las audiencias se transmitieron en vivo por televisión, radio y plataformas en línea como YouTube y Facebook. No habrían sido fáciles de ver, cubriendo incidentes de violaciones de derechos humanos, incluidas torturas, desapariciones forzadas, arrestos arbitrarios, detenciones/asesinatos ilegales y violencia sexual y de género.


Ya Jai ​​Bahoum, víctima del régimen represivo del dictador gambiano Yahya Jammeh

PNUD Gambia

Ya Jai ​​Bahoum, víctima del régimen represivo del dictador gambiano Yahya Jammeh

Apoyando a las víctimas

El Fondo de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz desempeñó un papel clave para permitir que se llevaran a cabo las audiencias. Permitió la apertura de la oficina de la Comisión, proporcionó equipo clave, apoyo técnico a los Comisionados y al personal, y ayudó a garantizar el acceso de las víctimas a los procedimientos de la TRRC, lo que implicó llegar a las personas en las áreas más remotas del país.

Unas 2.000 personas se beneficiaron del Fondo de Apoyo a la Participación de las Víctimas, que brindó apoyo psicosocial e intervenciones médicas esenciales. Además, 30 personas recibieron protección integral de testigos.

Más allá de las audiencias, más de 34.000 gambianos participaron en misiones de divulgación sobre el proceso de justicia transicional y participaron en talleres, realizados en estrecha colaboración con organizaciones de la sociedad civil, líderes religiosos y tradicionales.

Desde que comenzó a celebrar audiencias, el proceso participativo y accesible de la Comisión ha ayudado a fomentar la reconciliación nacional. «Fuimos acusados ​​injustamente. Algunos nos señalaron con el dedo, pero TRRC nos ayudó a superar esta vergüenza», dijo otra víctima de la campaña de caza de brujas.

Fuente

Escrito por jucebo

1655541314 image770x420cropped

Expertos en derechos humanos alarmados por la violenta represión de la sociedad civil en Irán

80dc66d81fb65db2585a8e0fd2c2ab7a

Lo más destacado de los Medias Blancas contra los Astros