in

Conoce a Mike Shank, el dueño de un equipo más real en los deportes de motor

r1099642 1296x1296 1 1

Dedique unos minutos a seguir la interminable andanada de insultos, acusaciones y teorías de conspiración entre el director del equipo Red Bull, Christian Horner, y el jefe de Mercedes-AMG, Toto Wolff, y podría tener la impresión de que la gente a cargo de los principales equipos de carreras de monoplazas son payasos engreídos y farisaicos.

A medida que la reciente temporada de Fórmula Uno llegaba a su crescendo, las peleas incesantes entre los dos millonarios durante y después de cada fin de semana se volvieron agotadoras. En medio de sus justas tóxicas, peleas verbales de almohadas, me encontré agradeciendo al propietario del equipo de IndyCar, Michael Shank, alguien que nunca ha estado involucrado en la F1, por ser todo lo que no son.

Saluda al dueño de un equipo más real en las carreras de autos.

Los brazos de Shank están llenos de tatuajes. Sus oídos se hicieron para escuchar a Van Halen (en realidad, es más un tipo de Van Hagar) y es propenso a vaciar botellas con el mismo hombre, Sammy Hagar. Beber vino y picotear platos de charcutería no concuerda con su sensibilidad del Medio Oeste; beber tragos de tequila con el Red Rocker en Cabo San Lucas es más del estilo de Shank.

Junto con su condición de leyenda de la fiesta, la buena fe de Shank en las carreras es igualmente impresionante. Dividiendo sus esfuerzos entre IndyCar y el Campeonato SportsCar de IMSA, el equipo Meyer Shank Racing del que es copropietario con el ex director ejecutivo de SiriusXM, Jim Meyer, ha tenido una carrera épica en los últimos años.

Firmado como equipo de fábrica por la división estadounidense de Honda y su marca de lujo/rendimiento Acura, MSR ganó rápidamente el campeonato de la clase IMSA GTD 2019 con una versión de carreras del superdeportivo Acura NSX. Volver a ganar títulos GTD de forma consecutiva con Acura en 2020 fue un precursor del lanzamiento de MSR a la estratosfera. Haciendo su debut con el equipo, la leyenda viviente Helio Castroneves ganó su cuarta Indianápolis 500 con MSR en 2021. Qué manera y qué lugar para lograr el primer triunfo de Meyer y Shank como dueños de un equipo de IndyCar.

Coronados como ganadores de la carrera más importante de IndyCar, MSR igualó el logro ocho meses después en IMSA al obtener la victoria general en enero en la Rolex 24 At Daytona. Su éxito en Daytona culminó en octubre cuando MSR aseguró su tercer título IMSA en cuatro años, esta vez en la categoría DPi de primer nivel. Sí, los buenos chicos terminan primero a veces.

«Estoy completamente sesgado por Mike Shank», dijo a ESPN la estrella de NASCAR AJ Allmendinger, quien fue parte de la primera victoria de MSR en la edición 2012 de la Rolex 24. «Quieres correr a través de una pared por él, y eso es porque él pone su corazón y su alma en todo lo que hace y porque también realmente se preocupa por ti. Ahora tiene todo lo que se merece, y se lo merecía mucho antes de Entendido.»

La historia de Shank está entre las mejores del deporte. Nacido en la pequeña ciudad de Gahanna en Ohio, creció dentro de la rica cultura de las carreras de aficionados fomentada por el Sports Car Club of America. Los sueños de conducir en la Indy 500 dirigieron su dirección en la vida. Averiguar cómo pagar por hazañas tan elevadas fue el primer problema a resolver, y ahí es donde el dueño de un negocio local de calefacción y ventilación inspiró la creación de Michael Shank Racing en 1989.

Shank usaría sus manos talentosas para preparar el auto de carreras propiedad del empresario de HVAC e invertiría esas ganancias en salir a la pista en cualquier auto de carreras del club que pudiera encontrar para explorar su interior Mario Andretti. A medida que crecía su reputación como mecánico, más corredores aficionados dejaban sus autos en MSR. A medida que su negocio de preparación para carreras y apoyo en la pista comenzó a crecer, corrió en autos más grandes y rápidos, llevando a MSR a la misma serie de entrenamiento de monoplazas que produjo campeones de IndyCar y ganadores de Indy 500 por igual.

La calidad del equipo de Shank atrajo grandes talentos y patrocinadores significativos; Sam Hornish, futuro triple campeón de la Indy Racing League y ganador de la Indy 500 de 2007, fue el graduado más famoso de MSR a fines de la década de 1990. Y en ese mismo período de tiempo, Shank estuvo cerca de realizar el sueño que lanzó MSR. El auto era lento y el equipo Nienhouse Motorsports para el que conducía era un desastre, pero los libros de récords confirman que Michael Shank compitió en una carrera de IndyCar.

El Las Vegas 500K de 1997, sede del final de temporada de la IRL, vio a Shank conducir bajo la bandera a cuadros en un respetable puesto 16 dentro de un campo de 31 titulares. No fue participar en su amada Indy 500, pero fue suficiente para que Shank hiciera las paces con terminar ese capítulo de su vida. Aunque no estaba destinado a conducir en el Speedway, llevar a MSR al Brickyard como un equipo de IndyCar se convertiría en el nuevo objetivo a poner en marcha. Seguirían dos saltos masivos de fe.

Mirando hacia atrás a 2021, Shank y su esposa Mary Beth pudieron pararse en la línea de salida/llegada del Indianapolis Motor Speedway, arrodillarse y besar los ladrillos, y posar con Castroneves y el trofeo Borg-Warner gracias a una apuesta que el esposo y -el tándem de su esposa hizo 17 años antes de su mejor día en el deporte. Con el equipo junior de monoplazas de MSR perdiendo impulso a principios de la década de 2000, se abandonó cualquier idea de graduarse en IndyCar.

Jim France, parte de la familia fundadora de NASCAR, estaba comenzando un nuevo campeonato de carreras de resistencia de autos deportivos, la Serie GRAND-AM Rolex, y con su creación, un nuevo estilo de autos de baja tecnología llamados Prototipos Daytona marcaría el camino. Con problemas de dinero, Mike y Mary Beth tuvieron que hacer un movimiento drástico: hipotecaron su casa para recaudar fondos y comprar un Prototipo Daytona.

El pequeño equipo junior de monoplazas que participaba en carreras que duraban 45 minutos o menos no sabía nada de autos deportivos ni de carreras durante 24 horas seguidas sin dormir. Al unirse a GRAND-AM como participante en 2004, se presentaron visiones de unirse al paddock de IndyCar cuando MSR hizo su primera incursión en las carreras profesionales de alto nivel con su Prototipo Daytona. Fue un movimiento valiente que vino sin garantías de que MSR sobreviviría a su experimento de carreras de autos deportivos, y mucho menos volvería a la pista y encontraría el camino a IndyCar.

Los primeros años en GRAND-AM fueron duros para los Shanks; con pagos de hipoteca rígidos cada mes, se requería una vida miserable ya que cualquier ingreso sobrante se devolvía al equipo. Es aquí donde aprendemos por qué Allmendinger es el fan número uno de Shank.

«Lo amo porque lo que más se destacó, especialmente cuando estaba luchando para mantener el equipo en marcha, fue que todos los muchachos del equipo de MSR siempre estuvieron allí», dijo. «Los mismos muchachos. Me presentaría para competir por Mike en el Rolex [24] todos los años, y conocía a todo el equipo por su nombre porque siempre eran los mismos muchachos, porque incluso cuando él y Mary Beth luchaban para pagar la electricidad en su casa, él no quería que las familias que él empleaba tuvieran dificultades.

«Así que siempre los mantuvo, ya sea que realmente pudiera pagarlos o no cuando los tiempos eran más difíciles para las finanzas del equipo. Se aseguró de que estuvieran allí. Cualquier cosa que hiciera falta, cualquier sacrificio que él y Mary Beth tuvieran que hacer, lo lograron y su gente primero, invirtió el poco dinero que estaban ganando, para que su equipo no se quedara sin trabajo. Ese es el tipo de persona que es. Soy un hombre adulto y se me están nublando los ojos. solo pensando en ello».

El desvío a GRAND-AM valdría la pena a medida que MSR continuara creciendo y se convirtiera en un equipo de fábrica de Prototipos Daytona para Ford antes de recibir una llamada de reclutamiento transformadora de Honda. MSR representaría el brazo estadounidense del fabricante japonés en IMSA, primero bajo la bandera de Honda y luego, para Acura. Gracias a la gran participación de Honda en IndyCar, Shank también logró ingresar a la Indy 500, donde MSR hizo su debut en 2017 con motores Honda.

En el proceso, los Shanks conocieron a Jim Meyer y, para 2018, Michael Shank Racing se había convertido en Meyer Shank Racing. Las mismas iniciales, afortunadamente. Y a través de la red de relaciones de Meyer, Liberty Media, propietaria de la F1, conoció a los Shanks.

Poco después, Liberty quedó lo suficientemente impresionado por lo que encontró dentro de MSR como para comprar el 30 % del equipo con sede en Pataskala, Ohio. No está mal para un viejo mecánico de carreras de clubes.

Quizás el aspecto más convincente de la personalidad de Shank es su enfoque sin pretensiones de la vida. Es el único propietario de un equipo de IndyCar o IMSA que conozco cuyos fanáticos idean planes para beber cerveza con el hombre. Una cerveza muy específica. Luz Busch.

Ahí estaba él, recién subido a la valla con Castroneves en la Indy 500, y en su bolsillo trasero, la cerveza favorita de Shank asomando, esperando ser consumida. Con cámaras capturando el momento para millones de espectadores, Shank lo abrió y lo aplastó. nuestro chico Hombre del pueblo. Pero la historia no terminó ahí.

Reconocido por su devoción por la comida chatarra baja en calorías de Busch, el distribuidor local en Ohio se aseguró de que las festividades de las 500 millas de Indianápolis continuaran una vez que él y Mary Beth regresaran a casa. Los vecinos comenzaron a enviar fotos de Shank cuando las cajas de Busch Light comenzaron a apilarse en el escalón de su entrada. Y luego esos vecinos y amigos de la familia se sumaron a la rutina y siguieron sumando y sumando a la pared de cerveza. Shank dejó de contar cuando el conteo de latas se acercó a 500.

«Finalmente consiguió esa gran oportunidad con [Meyer] y Liberty y Honda, y él y Mary Beth pusieron tanto esfuerzo en ello y tuvieron tantos golpes duros en el camino», dijo Allmendinger. «Entonces él gana la Indy 500, gana la carrera más importante de su vida, y debería ser salir de fiesta el resto del año. Y la mayoría de la gente no lo sabe, pero él decide presentarse en Mid-Ohio por un [NASCAR] Carrera Xfinity solo para pasar el rato y verme. Eso fue increíble.

«Incluso lo lancé a medias como, ‘Sí, deberías venir a Mid-Ohio’, pero nunca pensé que lo vería. De hecho, me olvidé de invitarlo. Debería estar ahí afuera, enloqueciendo». en la cima del mundo, celebrando la mayor victoria que jamás haya tenido. Pero no. Ahí estaba, simplemente pasando el rato conmigo en una carrera de Xfinity. Siempre amaré a ese tipo».

En un mundo de pequeños Horners y Wolffs, sé un Mike Shank. Encuéntralo en la próxima carrera de IMSA o IndyCar y pregúntale si tiene alguna Busch Lights fría para compartir. Confía en mí, lo hará, y después, tendrás una gran historia que contar sobre el dueño de equipo más real en las carreras.

Fuente

Escrito por jucebo

f25f3767cadafab7d84caae29d841e95

Croacia se abalanza sobre la ausencia de Nadal y Alcaraz en la caída de España en la Copa Davis

e713ce40 71a9 11ed b73c cb7bf9cfacea

Román González, Juan Francisco Estrada son gigantes en la industria del boxeo a pesar de su baja estatura