in

Bobby Weir y Wolf Bros: en vivo en Colorado, vol. 2

Bob Weir Bobby Weir Wolf Bros Live in Colorado Vol 2

Al igual que la banda Seeger Sessions de Bruce Springsteen, el conjunto se basa en el principio de que la música folclórica también puede ser música de baile. Mientras que la cabalgata de trombones y violines del grupo anterior rebosaba de éxtasis, el grupo de Weir es más elegante y más directo, y en ocasiones parece una revista de soul. En «The Other One», giran alrededor del ritmo, los cuernos y el piano convencen a Weir para que cante como los JB interpretando a su jefe en el escenario. Convierten “Eyes of the World” en una mezcla de salón de baile que está cubierta de nostalgia, Chimenti lanza acordes complicados que resuenan como preguntas y toca su camino entrando y saliendo de tono como Thelonious Monk. La banda pasa a «What’s Going On» en un estado de flujo de ojos estrellados, con Weir alterando la letra de Marvin Gaye para denunciar las «guerras culturales», un movimiento poco fiable para cualquier artista blanco que versione a un cantante negro, y confundiendo la fuente de poder del original. “Esperemos que el amor conquiste el odio”, canta, su incertidumbre con respecto a su eficacia al menos en consonancia con el ethos plagado de dudas del cancionero de los Muertos.

The Dead, después de todo, no eran una banda reverencial. “Ripple” finge en la dirección de la salmodia, pero se niega a resolverse a sí misma y insiste en que el oyente tiene el imperativo y la responsabilidad de encontrar su propio camino en el mundo. En vivir en colorado, la multitud se mantiene alta en la mezcla mientras la banda redondea en el último verso de la canción, su interpretación colectiva de la coda sin palabras hace que todo se sienta como la última llamada en un honky tonk. Weir lleva “Brokedown Palace” a sus límites vocales, revoloteando las notas altas como si se estuviera despidiendo junto con las miles de personas que cantan el coro de “que te vaya bien”. Ambas canciones son pistas destacadas de la década de 1970. belleza americanay puntos altos en el catálogo de Dead en general, pero como cualquier himno, alcanzan la brillantez cuando un montón de gente los canta en voz alta y en serio.

En el cancionero de los Muertos, la ambigüedad y la imperfección son principios espirituales a los que uno debe someterse. “Su trabajo es arrojar luz, y no dominar”, canta Weir sobre el narrador en “Terrapin Station”, el conjunto de canciones que se presenta aquí en su totalidad. La banda original nunca interpretó «Terrapin Station» en su totalidad, y en vivir en coloradolos 21 minutos de la pista se unen a partir de un par de actuaciones, con Wolf Bros. tocando la primera mitad una noche y la segunda mitad la siguiente.

Es una de las canciones más seductoras que García y el letrista Robert Hunter jamás escribieron: la primera línea de guitarra, una de las más delicadas de García, parece entretejerse a sí misma, y ​​la letra de Hunter usa una historia de amor frustrado para sugerir que el cielo no es un lugar que nos propusimos encontrar tanto como el producto de la búsqueda misma. Weir se abre camino a través de la canción con cuidado, su tono de roble aporta un nuevo nivel de seriedad a una canción que ya ha sido invertida en abundancia. Sabe cómo descansar la melodía, convirtiéndose en una voz hablada durante media línea, agudizando la historia y atrayendo al oyente más cerca. Incluso si la técnica es un subproducto de la edad, y su asombrosa actuación en un oscuro y a la deriva «Days Between» sugiere que Weir tiene un mayor control sobre su voz ahora que nunca, la forma en que su voz va y viene, acumulando fuerza y ​​gastando refleja el imperativo de la canción de seguir adelante a pesar de conocer las propias limitaciones. Cincuenta y cinco años después de una carrera que continúa tomando una forma sorprendente y emocionalmente conmovedora, sugiere que la mayor audiencia de Weir es él mismo.

Fuente

Escrito por jucebo

dawson garcia unc to minne

Las 15 mejores transferencias en el baloncesto universitario masculino, clasificadas por Andy Katz

Magic Users DC Comics

DC acaba de confirmar su usuario mágico más poderoso